Programa deGobierno

LA ESPERANZA DE NORTE: CONSTRUCCION DE PAZ, EMPLEO Y DESARROLLO.

CANDIDATURA POPULAR DE JUDITH MALDONADO MOJICA

DEPARTAMENTO NORTE DE SANTANDER (2016-2019)

PDF Descarga el documento de nuestro programa de gobierno: Aquí

candidata-a-la-gobernacion-norte-de-santander-judith-maldonado-mojica

programa-de-gobierno-judith-maldonado-mojica

Sólo quien conoce a la gente puede hacer un programa de gobierno escuchando y pensando en el pueblo de Norte de Santander para el acceso y garantía de todos sus derechos.


Principiosy Valores

  1. Democracia de carácter popular, participación política, unidad popular; para garantizar que el pueblo sea quien decida sobre los asuntos y recursos públicos que los afectan o benefician con el propósito de erradicar la corrupción.

  1. Desarrollo integral, alternativo y sostenible, como una respuesta al modelo de desarrollo impuesto que ha generado desigualdad, exclusión y graves impactos ambientales, sociales, culturales y económicos.

  1. Defensa de lo público, protegiendo el patrimonio de todos y rechazando la privatización de los servicios públicos y sociales para garantizar el acceso a los derechos.

  1. Defensa y Protección del medio ambiente, cuidado y protección del agua y las fuentes de vida para garantizar las posibilidades de desarrollo humano y la calidad de vida.

  1. Construcción de Paz, aportando a la búsqueda de salidas y soluciones al conflicto social, política y armado.

  1. Restablecimiento de los derechos de las víctimas y lucha contra la impunidad, para avanzar en la deuda social que se tiene con estas comunidades.

  1. Defensa, construcción y acceso a la Educación Pública de calidad para transformar las causas de la desigualdad, discriminación y exclusión.

  2. Erradicación de todas las formas de discriminación basadas en razones políticas, por la condición económica, edad, sexo o etnia.

  3. Búsqueda y Construcción de las relaciones exteriores de Cooperación Internacional.

  4. Defensa, Protección y Difusión de los Derechos Humanos.

img-slid-gente

 

CONSTRUIMOS LA ESPERANZA: Con iniciativas para la superación de problemas y necesidades porque somos la esperanza para Norte de Santander


1. JUSTICIA SOCIAL Y EQUIDADPARA LA CIUDAD Y EL CAMPO

Este eje fomenta eliminar la desigualdad social presente en el campo y la ciudad, ello establece políticas que conduzcan a la superación de la inequidad social teniendo la productividad, la generación de empleo y la dignificación en las condiciones de trabajo, la conversión y transformación haca trabajos formales y la calidad de vida como motores del progreso, focalizando la productividad del departamento en el desarrollo de una paz con justicia social, siendo coherente con un norte más productivo y equitativo.

Nuestra política es participativa, abarca las problemáticas de vivienda, salud y seguridad alimentaria que se presentan en las comunidades para tener un norte más incluyente generador de oportunidades que permitan el desarrollo personal, laboral y familiar de sus habitantes de tal manera que pensar en justicia social es también para este gobierno el respaldo a las políticas de inclusión con enfoque diferencial y a la vez integrador donde tengan espacio las propuestas en favor y en protección de la reivindicación de la equidad de género, el respeto por la diversidad sexual, el apoyo a políticas de jóvenes, campesinos, indígenas, el pueblo afrosdecendiente, atención a discapacitados y al adulto mayor.

Nos planteamos aumentar los índices de vivienda digna, atención en salud, empleo, atención integral a la primera infancia de manera directa y como objetivos primordiales en el desarrollo de este a través de la cooperación internacional en el fomento, financiación y desarrollo de estos, para no solo aumentar en la cobertura de estos sino en mejorar la calidad del servicio prestada en los 40 municipios.

Desarrollaremos políticas claras para desarrollar la seguridad alimentaria en Norte de Santander aprovechando la potencialidad agraria del departamento fomentando la creación de empresas e industria de alimentos, que aumenten la productividad y generen fuentes de empleo, produciendo los alimentos que se consumen en el departamento fomentando la comercialización de los mismos, para atacar la economía extractivista y poder procesar la materia prima que producimos por nuestras singularidades geográficas que convierten al departamento en una potencia agrícola a nivel nacional y que ha sido desaprovechada por priorizar en actividades de gran impacto como la producción megaminera y de megacultivos.

Fomentar Políticas públicas de atención, promoción y prevención en salud para aumentar la calidad de este derecho, se buscarán pactos de cooperación internacional para crear un programa de capacitación de médicos del departamento que puedan brindar un servicio de calidad estableciendo una la planta médica departamental capacitada para la prestación de servicios especializados con enfoque diferencial en cada cabecera municipal.

Se gestionaran recursos con el gobierno central y la comunidad internacional para desarrollar programas de vivienda digna y auto sostenible, con producción alternativa de energía y el saneamiento básico para aumentar la población con vivienda propia en condiciones habitables que permita la reconstrucción del tejido social a través de la descomposición de la familia y la generación de oportunidades para su desarrollo.


2. UNIDAD POPULARY DEMOCRACIA TRANSPARENTE

En los últimos años en el departamento la corrupción ha aumentado en grandes proporciones, generando que se pierda la confianza por parte de la comunidad en la institucionalidad y en la defensa de lo público; se ha fortalecido el negocio privado y la privatización de lo público; el ánimo de lucro y el enriquecimiento ilícito de quienes han gobernado nos han sumergiendo en la inequidad social, sin acceso a nuestros derechos y sin inversión social, buscamos superar el silencio, la apatía y el desinterés del pueblo por la participación y control en la vida institucional y la gobernabilidad.

En este eje se establecerán acciones claras, fuertes y directas en la lucha contra la corrupción, eliminando esta práctica de las instituciones públicas estableciendo la promoción de la transparencia y el cuidado de lo público como los pilares esenciales que permitan el desarrollo del departamento, las formas y mecanismos de contratación estatal.

Se desarrollarán políticas para recuperar la confianza en la institucionalidad haciendo presencia desde la gobernación en los 40 municipios del departamento, acercando la construcción de política publica a todos los habitantes rurales y urbanos.

La ejecución presupuestal y los proyectos de inversión se construirán y ejecutarán de manera conjunta y programática (presupuestos participativos) y de forma pública con rendición de cuentas periódica; la democratización los salarios de funcionarios públicos, y de manera especial la donación del salario de la gobernadora en un 70%.

Establecer un modelo democrático participativo que tenga una clara línea de acción que se enfoque en asegurar la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, con un alcance transversal, universal y expansivo. En materia política, este principio no se concentra exclusivamente en la pedagogía para posicionar la relevancia en el acto de elección de representantes, como las figuras del cogobierno y las coordinadoras populares que se han construido producto del mandato popular de participación política.

Asegurar la existencia de recursos humanos y presupuestales suficientes para hacer realidad los mecanismos de participación, así como los programas pedagógicos que incentiven y fomenten la democracia participativa para que se ejerza en el departamento la soberanía popular.

participacion-politica


3. DESARROLLO AGRARIO INTEGRAL,SOSTENIBLE Y ALTERNATIVO.

El Departamento de Norte de Santander necesita Desarrollo Agrario Integral para el mejoramiento de la calidad de vida y dignidad humana de todos los habitantes rurales así como la seguridad alimentaria de todos los habitantes del departamento, por lo tanto y adoptando el mandato constitucional, el desarrollo agrario es una prioridad en la agenda pública de nuestra futura gobernación.

Esta iniciativa estratégica para la superación de problemas y necesidades estructurales de nuestro departamento, requiere una visión global que permita comprender que el desarrollo agrario integral se alcanza con la mejora del proceso productivo y la eficiente y sostenible explotación de la tierra, pero también con la reducción de las extremas desigualdades en el campo y en la ciudad, para el crecimiento y productividad de nuestro departamento y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población campesina y vulnerable.

Es por esto que el desarrollo agrario integral sostenible y alternativo, aplicado con criterios de eficacia y justicia, invirtiendo en infraestructura física y adecuación de tierras para la producción de alimentos, lograrán la reactivación del campo, generarán alternativas de producción, industria y empleo en Norte de Santander.

El desarrollo Agrario Integral sostenible y alternativo busca reactivar el campo y recuperar la producción agrícola, pesquera, pecuaria, forestal y agroindustrial, para promover la soberanía y seguridad alimentaria, la generación de sistemas de producción y comercialización que hagan de Norte de Santander un departamento próspero y con opciones de generación de riqueza y crecimiento económico.

Recuperar la economía campesina en Norte de Santander para la promoción de un desarrollo agrario integral, que fortalezca y mejore la calidad de vida de la población rural y que promueva el rescate de valores sociales y culturales de nuestra idiosincrasia Norte Santandereana.

El impulso de figuras territoriales de ordenamiento ambiental y productivo de la tierra y el campo promoverán un desarrollo rural sostenible con miras a satisfacer derechos como el acceso y la tenencia de la tierra a las comunidades que hacen presencia en el campo pero también el cuidado y protección del ambiente, las fuentes hídricas y los ecosistemas estratégicos.

El desarrollo agrario integral, sostenible y alternativo en Norte de Santander es la esperanza para un Departamento productivo y con garantía de derechos para los campesinos y comunidades vulnerables, pero también para las ciudades y las áreas urbanas.


4. INFRAESTRUCTURA PARA EL ACCESOA DERECHOS:

El desarrollo de la infraestructura es uno de los pilares del programa de gobierno, no obstante su atención se ha concentrado tradicionalmente en promover una infraestructura vial para la conectividad y competitividad productiva como un fin en sí misma, es decir el objetivo y la medición de resultados reside en la sola celebración de contratación pública, dejando de lado el porqué, el para qué y el para quienes de la destinación de aquellas obras. De otra parte, también son frecuentes las prácticas corruptas que seleccionan proyectos que en lugar de atender al interés y beneficio general, ocultan el favorecimiento de intereses particulares.

Nuestro programa de gobierno en este eje tiene por objetivo proponer una infraestructura para el acceso y la garantía de derechos. De este modo, se busca promover el goce de los derechos económicos, sociales y culturales para las comunidades de especial protección constitucional, campesinas, indígenas, afrodescendientes, víctimas y demás sectores sociales que demandan una atención prioritaria ya sean por su condición de discriminación, exclusión, vulnerabilidad o abandono estatal. De este modo este eje se desarrollará de manera conjunta y articulada a partir de los programas y definiciones de los ejes: Humanismo para la Construcción de paz, Justicia social y equidad para la ciudad y el campo, Desarrollo agrario integral sostenible alternativo y territorio ambientalmente sustentable y protegido.

Así mismo los objetivos de este eje se enmarcan en el ejercicio de la participación directa de sectores sociales en la definición de proyectos de infraestructura, de manera que se responda a las necesidades prioritarias de las comunidades, y que promuevan el acceso al derecho a la salud, a la educación, al saneamiento básico y al agua para consumo humano y subsistencia.

La construcción de obras públicas, bien sea en infraestructura de transporte, de telecomunicaciones, energética, hidráulica y en general la que es necesaria para el desarrollo de los sectores productivos debe estar la par y en conexión con la promoción de proyectos que tengan por razón de ser lograr el acceso de los derechos básicos de la población deprimida del departamento.

De esta manera se busca el desarrollo de espacios donde se posibilite la construcción de una educación para la construcción de la paz; planteamos construir espacios donde se garantice el derecho a la salud. Este enfoque que se preocupa no solo por entregar obras de concreto, sino en garantizar que aquellas sean elegidas de manera participativa de acuerdo a las necesidades reales y prioritarias de la población que más lo requiere y que sean destinadas a un mejor bienestar social.

Buscamos potenciar infraestructura para el impulso de actividades productivas que generen un desarrollo humano integral, en especial en apoyo a sectores en crisis como la producción y comercialización agroalimentaria. En ese sentido se habrá de consolidar una estrategia para organizar y ejecutar el desarrollo departamental de vías secundarias y terciarias, de manera que se logre favorecer la conectividad y el transporte de las cosechas y productos agrarios.

Conseguir que la inversión pública en obras responda a la materialización de oportunidades y al sentir de lo que demanda el bienestar de los norte-santandereanos, amerita implementar mecanismos de participación, escucha y diálogo con mandatarios municipales y distintos actores sociales a fin de consultar y canalizar la inversión departamental a priorizar, ello además ha de pasar por la gestión ante el gobierno nacional y la cooperación internacional para articular nuestros objetivos dentro de programas y políticas públicas que permitan la coordinación y concurrencia en la consecución de recursos, como el deber de revisar y concluir los proyectos de infraestructura comprometidos o en ejecución de anteriores administraciones de manera que se cumplan obligaciones adquiridas.

img-slid-azul


5. TERRITORIO AMBIENTAL SUSTENTABLEY PROTEGIDO

La economía nortesantandereana se ha basado históricamente en sectores agropecuarios y extractivistas, desplegados en muchas ocasiones de manera depredadora. Este uso inadecuado de los suelos ha generado deterioro del medio ambiente, comprometiendo las condiciones de vida de las comunidades y de los ecosistemas naturales, destruyendo las fuentes de vida y los territorios protegidos por las distintas comunidades indígenas, afrosdecendientes y campesinas que hacen presencia en el departamento.

Nuestra apuesta dentro de este eje en el programa de gobierno tiene por objetivo y compromiso la defensa de las fuentes de vida, la cual es posible gracias a los elementos y servicios ambientales que nos brindan nuestros territorios, de este modo entendemos que defender un territorio ambiental, es defender la vida de sus habitantes. Nos proponemos que el departamento reasuma su función como parte integral del Sistema Nacional Ambiental en articulación con políticas nacionales en materia de protección ambiental y que desempeñe un papel activo en la defensa del ambiente, diseñando y poniendo en marcha acciones para enfrentar los problemas ambientales como el agotamiento y la contaminación de las fuentes hídricas, el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la destrucción sistemática de ecosistemas de especial protección presentes en nuestro departamento como los páramos y las áreas protegidas, la degradación de suelos, la disposición de residuos sólidos, la gestión del riesgo y la contaminación.

Lo anterior, planteamos debe hacerse posible de la mano de la participación e inclusión de las comunidades que mantienen relaciones de apropiación, cuidado y uso sustentable con sus territorios. En ese sentido se busca dentro de las competencias departamentales, liderar y fomentar los espacios de participación popular en las definiciones de ordenamiento y protección territorial. Debe lograrse en tal sentido apuntar a armonizar la conservación ambiental con el aprovechamiento que para la pervivencia y bienestar social realiza la población. Esta visión, implica liderar y acompañar desde las funciones de gobierno público y democrático iniciativas participativas y comunitarias que apuestan modelos alternativos de protección territorial y ambiental, como eco- aldeas municipales.

En este orden, la promoción y ejecución de programas y políticas nacionales, regionales y sectoriales en relación con el medio ambiente y el apoyo presupuestal, técnico, financiero y administrativo que le corresponde al departamento con la Corporación Autónoma Regional CORPONOR y los municipios, ha de apuntar a promover proyectos de ordenación y recuperación ambiental de cuencas hidrográficas, incentivar la inversión en el fomento de energías alternativas, viviendas verdes, promover agricultura con incorporación de prácticas ecológicas, de irrigación, drenaje y recuperación de tierras.

En la consecución de estos objetivos, se hace necesario además apuntar a promover en los sectores productivos del departamento estándares de responsabilidad, gestión ambiental y recuperación ambiental y social con políticas de educación que enfrenten al modelo de consumo depredador por una producción y consumo sostenible y alternativo. También aparece la gestión del riesgo como un componente fundamental de un departamento sostenible; no solo se establecerán las acciones de la gestión del riesgo como la atención de emergencias sino que se desarrollará una política para la gestión del riesgo y de alertas tempranas, para una gestión adecuada y eficiente de prevención del riesgo de acuerdo a las particularidades geográficas que tenemos.


6. HUMANISMO PARA LA CONSTRUCCIÓNDE PAZ

Considerando la historia de violencia socio política que Norte de Santander ha sufrido, siendo este uno de los territorios más afectados por el conflicto armado, se hace necesario construir escenarios que nos conlleven a vivir en una cultura de paz, en donde, los valores de la humanidad y el respeto a los derechos humanos prevalezcan.

En la trasformación de las condiciones sociales, culturales y educativas, la educación pública de calidad, con cobertura y de acceso a todos especialmente a las comunidades y pueblos excluidos y marginados será prioritaria; ya que allí están la bases para la construcción de la paz y la superación de la inequidad y de los conflictos sociales, políticos y económicos.

Desde esta iniciativa se propone construir una cultura de paz, la cual comprende que combatir los actos violentos, pasa por combatir la violencia derivada de la inequidad, la desigualdad social y la falta de oportunidades laborales. Nuestro programa de gobierno centra el sentir humano como pilar fundamental en defensa y seguridad de la vida, mediante mecanismos de participación política en coordinación con el gobierno departamental, se recoge el sentido de todos los norte-santandereanos con miras a fortalecer los procesos organizativos y comunitarios en proyección de garantizar el reconocimiento y los derechos de los ciudadanos. Este proceso será impulsado desde programas que abarquen los espacios cotidianos de la población Norte Santandereana, promoviendo el acceso y goce de derechos, la erradicación de las formas de discriminación y desigualdad, a través de la educación para la paz, la promoción del arte, la recreación y el deporte.

Reconociendo que la grave afectación y los daños ocasionados a causa del conflicto social armado, han generado una crisis humanitaria representada en el sufrimiento de miles de víctimas de la población de nuestro departamento, haremos los mejores esfuerzos para promover el restablecimiento de los derechos de las víctimas y el acceso a la justicia, como medida prioritaria para contribuir con las medidas de reparación.

Norte de Santander requiere de iniciativas que propendan por el resarcimiento del dolor y la superación de la crisis humanitaria a través de la búsquede de verdad, justicia y reparación, a través de la memoria, la dignificación de las victimas y el resarcimiento del daño colectivo a la sociedad Norte de Santandereana. Desde nuestra gobernación se gestionará y se adelantarán todos los esfuerzos necesarios para contribuir con dichos procesos y avanzar en el proceso de una construcción de paz duradera.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *